Disfruta Disfrutándote!!!

14 de julio de 2013

La pequeña Edith y la gran Piaf




No puedo evitar pensar en Edith Piaf y no escuchar de fondo sus canciones, llenas de sentimiento, desgarro y esa extraordinaria personalidad que desprendía en cada actuación. Por eso esta entrada empieza con una lista de sus canciones, para que puedas escucharlas de fondo... dale al play!!

Dicen que su voz siempre será la melodía de París, la voz de esa niña que nació bajo una farola de la Rue Belleville, 72 de orígenes absolutamente humildes, esta pequeña se convirtió en un icono de muchas cosas... pero quizá no es tan conocido que tuvo una vida de iras y venidas, excesos, amores y matrimonios, tristezas y alegrías, marcados por su intensa personalidad y su desconocido afán de ayudar a los más necesitados y hoy con todo mi respeto y cariño me gustaría contaros algo más sobre ella.... 




El 19 de Diciembre de 1915 en París, nace en plena calle Edith Giovanna Gassion, hija de madre italo-argelina, cantante ambulante y padre normando, acróbata de circo el cual abandonó a su madre antes de dar a luz y se perdió en una gran borrachera. En los primeros años de su vida, pasó de mano en mano... su madre carecía de medios para mantener a la pequeña Edith, y la dejó con su abuela materna, dicen que la abuela en vez de darle el biberón, la alimentaba con vino entre otras cosas, porque estaba convencida, que el alcohol, mataba los microbios de su pequeño organismo. 
Al poco tiempo, su padre aparece con la intención de hacerse cargo de la pequeña, pero debe partir al frente, 1º Guerra Mundial, y la deja con su abuela paterna, que regentaba un burdel parisino y la niña fue criada entre las prostitutas del lugar. 
A los 4 años sufre una meningitis que le produce una ceguera temporal que tras cuatros años afortunadamente se le curó, según su abuela fue un milagro por un peregrinaje que hizo con la pequeña.



De adolescente trabajó con su padre viajando con el circo y haciendo acrobacias en las calles. Probó fortuna junto a su media hermana Mamone (hija ilegítima de su padre) con la que cantaba "La marsellesa" a cambio de monedas. 

A los 16 años se queda embarazada, da a luz a Marcelle, una niña que enferma de meningitis y muere con 2 añitos, además Edith no podrá tener más hijos.










Es en 1935 cuando Louis Leplee, quedá fascinado, en mitad de la calle, por la voz de esta jovén menuda y la propone que cante en su cabaret de París llamado le Gerny's, ubicado en los Campos Elíseos. La enseña a mostrar su talento ante el público, tal era su relación que ella cariñosamente le llamaba "papá". Es Louis el que la bautiza como "la Môme Piaf" (La niña gorrión), por lo frágil de su aspecto y la gran fuerza de su voz. En el ´36 graba su primer disco con Polydor y se convierte en un tremendo éxito. Pero esta alegría se ve ensombrecida el día que encuentran a Louis Leplee asesinado, esto le relaciona con los bajos fondos parisinos y precipita a Edith al centro del escándalo y al linchamiento mediático. No sólo pierde a un gran amigo y mentor si no que encima tiene que soportar ser la principal sospechosa de su muerte. 

Edith vuelve a sus orígenes, a los pequeños cabaret... a empezar de nuevo. Dicen... que es aquí cuando comienzan parte de sus adicciones, a la bebida y algunas drogas.

Pero para esta gran luchadora, no estaba todo dicho, retoma su amistad con Raymond Asso (compositor), Asso se convierte en su Pygmalion y amante, y la prepara para ser una cantante profesional del Music hall.

Actúa en el Teatro ABC de París y se convierte inmediatamente en una estrella mediática adorada por el público y constantemente difundida por la radio. En esta época también hace Cine. 

Actuará en el Moulin Rouge, donde conocerá a grandes artistas como Yves Montand (foto), con el que dicen que vivió un flechazo, le presentó a los grandes de la época y le ayudó a situarse (algo que hará el resto de su vida con todos sus amantes y amigos).



Durante la ocupación alemana, la cantante cambia su nombre artístico de "La Môme Piaf" por el de "Edith Piaf" y continua dando conciertos, sin ceder a la ocupación nazi. Ella interpreta canciones con un doble sentido evocando la Resistencia cuando interpreta Tu es partout en la que alude a la traición de un amante. En este período tan difícil para todos los habitantes de Francia, Piaf se erige como protectora de los artistas judíos, perseguidos por las autoridades alemanas. Son conocidas las historias que cuentan que ayudaba a los prisioneros a escapar.

Tras la guerra, en 1945, interprela La vie en rose, su canción más célebre, en la Comédie-Française. Que según amigos más cercanos, no le gustaba cantar esta canción. 

Sobre 1946, conoce a Marcele Cerdan, un boxeador muy reconocido, que además estaba casado y con 3 hijos, pero que se enamoró tan locamente de Edith como ella de él. Cuentan que ella tenía la constante necesidad de tenerle cerca... así que estando a punto de actuar en New York, y antes de que Marcele perdiera la vida en un accidente de avión , los amantes habían hablado... 


“Tomaré el primer barco“, había escrito el boxeador en un telegrama a Édith. “Mejor ven en avión, muero por que me tengas en tus brazos“, fue la respuesta de ella.

Apenas supo de la tragedia, la diva se perdió en esa clase de culpa que desgarra todos los músculos y todos los pensamientos. “¡Marcel, Marcel!”, gritaba enloquecida en su camerino, según testigos. Pero ni así suspendió su actuación. Piaf cantó con media alma y el doble de tormento con tal de rendir tributo a su más grande amor, recién perdido ese 28 de octubre.

“Interpretaré este tema solamente para Marcel Cerdan”, le dijo a su público con los ojos hechos cenizas.

Y cantó intensamente “L’Hymne a l’amour”, en cuya letra se asegura que Dios reúne a los que se aman con incalculable pasión.



Edith Piaf, tuvo muchos amigos-amantes, maridos y relaciones especiales, incluso se le atribuye una relación con Marlene Dietrich, pero de Marcele Cerdan fué del único que dijó "Es el único hombre al que he querido".

Abatida por el sufrimiento se vuelve adicta a la morfina. Edith estuvo a punto de acabar con su vida, pero Momone la vigiló y sedó para evitar otra tragedia.

Cuando Marcel se marchó, Edith volvió a su vida agitada. La menuda parisiense (medía 1,47 m.) fue una devoradora de hombres. En aquellos momentos vivió sendos romances con el cantante Jean-Louis Jaubert y con el actor John Garfield. Entre otros amantes de la cantante se encuentran Eddie Constantinn, Yves Montand, Georges Moustaki y Charles Aznavour. La tensión sexual que le producía el deseo del otro la hacía dormir con los puños cerrados. Le gustaban especialmente los hombres de ojos azules, pero no le hacía ascos a nadie. Sus relaciones siempre eran apasionadas y destructivas. 
Siempre vestía de riguroso negro en sus actuaciones y dejaba los colores para cuando estaba con sus amigos lejos del escenario. 
Continuó con una vida de excesos y achaques de salud. Hasta que en 1959 se desploma en una actuación en New York y le hes diagnosticado un cáncer, del que no se recuperaría y la fue debilitando día a día, pero esta mujer no dejó de luchar y hacer lo que más la gustaba, cantar y ayudar.
En 1961, apunto de cerrarse el Olimpia de París (su escenario favorito) por falta de fondos, Edith ofrece los mejores momentos de su carrera por la carga emotiva de sus actuaciones, donde Piaf dejaba el alma, y canta una canción , que se adapta perfectamente a su persona y vida. 

En 1962, muy enferma y con grandes dependencias a muchas sustancias se casa con un peluquero con ambición de carrera en el mundo de la canción, llamado Théo Sarapo que tenía entonces veintiséis años.
El cual declaró que se sentía como un hijo que cuida de su anciana y enferma madre
Como siempre Edith, le presentó a los grandes de la época, e incluso actuó con él en varias ocasiones. 
A quoi ca sert l'amour
De Théo, existen dos versiones muy distintas, una que le acusa de oportunista y de buscar únicamente la fama y dinero de Piaff, y que después de la muerte de ella, fundió su fortuna y murió en accidente de tráfico.
Otra, absolutamente distinta, que cuenta que Théo inmensamente enamorado de la cantante dedica los últimos 7 años de su vida a pagar las deudas que ella dejó y después se suicida, para estar con su amor eternamente. 

El 10 de Octubre de 1963, con 47 años, fallece Edith Giovanna Gassion desgastada por los abusos de la vida y una larga enfermedad. Su extraordinaria personalidad, su labor por ayudar a infinitos artistas a triunfar y otras obras sociales menos conocidas que realizó, todo esto con su impresionante talento para rozarnos el alma, con sus canciones, la convierten en un icono de lucha. Una de esas personas que a pesar de lo que la vida nos trae, se levanta y pone en pie una y otra vez, seguramente sus excesos enturbian su coraje, pero quien soy yo para juzgar a esta gran mujer. Simplemente os la cuento para que la conozcáis un poquito más y mejor.

Cuéntame si te ha gustado @lascositasdebeita  

Os dejó enlaces a más grandes temas.... y como todos con subtitulos en español.
El acordeonista

Dicen que morimos cuando nadie nos recuerda... Edith Piaf siempre estará viva!!

Beita.


1 comentario:

Juan fran dijo...

Una gran luchadora, desconocida para mi hasta hoy, me encanta su gran voz y su gran corazon.